Sin duda, elegir telas infantiles de algodón orgánico es cada vez más usual. ¿Te preguntas por qué?

Telas de algodón orgánico
Telas de algodón orgánico
Comprar Algodón orgánico ecológico

ALGODÓN ORGÁNICO

¿Telas infantiles de algodón orgánico: elección lógica?

Respuesta rápida

Sin duda.

Respuesta motivada

¿Qué es el algodón orgánico?. ¿A qué nos referimos cuando lo mencionamos?

El algodón es, en realidad, un conjunto de fibras naturales generadas por una planta del género Gossypium spp. alrededor de sus semillas, una vez polinizadas sus flores.

Pero un momento.. al ser una fibra natural, ¿no es todo el algodón orgánico?.

Pues sí, pero es que el término orgánico este tipo de algodón lo toma de su origen: la agricultura orgánica. Y es aquí donde está el quiz de la cuestión..

Al elegir algodón orgánico elegimos agricultura orgánica; toda una filosofía de vida que está detrás de cada una de las prácticas que fomenta este movimiento.

De acuerdo, la agricultura orgánica es la clave. ¿Por qué es tan importante?

La agricultura se ha ido industrializando mientras el comercio se globalizaba. Las prácticas ancestrales de cultivo se han sustituido por otras que buscan optimizar y acelerar la producción vegetal. En sí no sería un problema (más allá de la deforestación que en ocasiones supone) si no se recurriese a la utilización masiva de agentes químicos en dichos cultivos: fertilizantes y biocidas de manera principal.

Dejando a un lado los potenciales daños para la salud de los trabajadores y usuarios de prendas hechas con algodón cultivado siguiendo estos métodos (siempre un tema controvertido), de lo que no hay duda es de la enorme pérdida de biodiversidad que suponen estas prácticas.

La fumigación indiscriminada de enormes superficies con biocidas afecta, además de las especies objetivo (denominadas por la industria “plagas”), a otros tipo de insectos que forman la fauna polinizadora que tanto bien nos hace.

Por otro lado las denominadas “plagas” (ya las constituyan insectos, hongos, bacterias, virus, etc.) realizan una selección natural entre los ejemplares plantados, de modo que se premia aquella genética más resistente a las condiciones del entorno y se eliminan aquellas no adaptadas. Eliminando esta selección natural no estamos haciendo otra cosa sino convertir en más vulnerables a las poblaciones vegetales, que ya no sobrevivirán si no se aplican los citados agentes químicos.

La vida son elecciones y nosotros tenemos clara la nuestra: mientras podamos fomentaremos este tipo de agricultura ecológica, no sólo por los beneficios naturales que genera (que ya de por sí lo justifican) sino por la mejora de las condiciones sociales que promueve en las zonas donde se aplica.

 

El equipo de nubesdetela.es